Navegar / buscar

Vencer al enemigo

Irene Escobedo López

A propósito de tantos acontecimientos negativos en la política, algunos aún no comprobables, pero con gran impacto mediático, es importante no perder de vista que este es un momento en el que la sensibilidad e integridad humana (de ellos y ellas) no puede seguir siendo lastimada.

Estamos ante un momento histórico, políticamente importante en el que desafortunadamente el respeto se ha vuelto opcional. La insana ambición de algunos parece estar atiborrada de maldad y pareciera que la única alternativa posible a la hora de hacer campaña es sobajar al contendiente del color que sea.

En el Arte de la Guerra “la victoria completa se produce cuando el ejército no lucha, la ciudad no es asediada, la destrucción no se prolonga y en cada caso el enemigo es vencido con el empleo de la estrategia” sic. 

Pero actualmente los políticos lo último que aprenden es a actuar con estrategia, falta moderación, racionalidad, cordura y mientras tanto, el espectáculo a lo grande. Muchos que hoy son candidatos ni siquiera tienen el hábito de leer, del lenguaje apropiado, no conocen de mesura y sensatez, la dejaron en el cajón del buró, ya se les olvidó o nunca la tuvieron.

Y aunque en política no hay palabra de honor ni caballeros, ya es momento de que las campañas se enfoquen con creatividad y prudencia, dándole oportunidad a la gente para que ejerza el voto de manera consciente y no solamente sobre la base de la popularidad o la impopularidad, de las apariencias y del desgaste sino de las convicciones, la trayectoria y la seriedad probada de quienes quiera que sean los candidatos.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web