Navegar / buscar

Promesas que nunca se cumplieron

Irene Escobedo López

Si la Ley de Transporte, Tránsito y Vialidad del Estado de Zacatecas establece que las concesiones para la prestación de servicio de transporte “se entregarán a quienes tengan mayor antigüedad como operadores en el servicio público de que se trate, a los que tengan mayor antigüedad como solicitantes, y a los que, según el estudio socioeconómico que al efecto se realice, justifiquen la solvencia para el desempeño del servicio”.  entonces, los más de 200 operadores de taxis que han requerido históricamente una concesión y que están actualmente en protesta, debieron ser considerados como prioridad, desde hace mucho tiempo para este beneficio.

La realidad es que la ley no tuvo efecto. Año tras año, sexenio tras quinquenio presentaron solicitud y fueron excluidos. La lista completa de los dueños de concesiones de taxis la conocen muy bien los operadores de taxis, no la de los prestanombres sino los beneficiarios directos y como es sabido afirman que hay políticos, periodistas, agentes de tránsito y un etcétera de personas ajenas al servicio público de transporte que se han beneficiado. Entre los choferes que demandan una concesión o bien fueron del grupo que aplico para las experimentales, hoy llamadas ilegales, hubo mucho dinero repartido (requerido) de por medio, hay personas que ya están en edad de la jubilación, operadores que ya alcanzaron la tercera edad y que hasta por 30 años prestaron sus servicios.  Son gente humilde en su mayoría que, apostaron cada vez por la concesión al punto de acabar casi con su patrimonio, por dádivas, engaños y promesas que nunca se cumplieron.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web