Navegar / buscar

Aniversario de la Revolución

Jaime Santoyo Castro

Hoy que se conmemora el 111 aniversario la Revolución Mexicana, es oportuno recordar que en el mes de abril se cumplieron cien años de la publicación de la prosa intitulada “NOVEDAD DE LA PATRIA”, escrita por Ramón López Velarde, en la que expresa su visión de lo que debiera ser el nuevo México después del movimiento revolucionario y que antecede al poema “LA SUAVE PATRIA”.

A inicios de 1921, previo a la celebración del primer centenario de la consumación de la independencia, José Vasconcelos, convocó al país a la reconstrucción luego de la contienda revolucionaria, argumentando que era momento de una renovación moral y cultural  e invitó a los intelectuales y artistas para que a través de su obra contribuyeran a descubrir y encontrar la esencia, la identidad y los valores genuinos de México y a participar con sus acciones en la misión de inculcar en el pueblo un espíritu de revaloración del pasado en el presente con visión del futuro y puso a su disposición, con plena libertad para escribir, una revista que empezó a circular a principios de ese año a la que se le intituló “El Maestro”.

López Velarde se sumó a la invitación y participó  como redactor de esta revista y en la primera edición que se publicó en el mes de abril, escribió una excelente prosa titulada ”Novedad de la Patria”, en la que convocó a la población a sacudirse el marasmo y la indiferencia, con las siguientes expresiones:  “concebir una patria menos extensa, más modesta y probablemente más preciosa, una patria no histórica ni política, sino íntima… Individual, sensual, resignada, llena de gestos, inmune a la afrenta, así la cubran de sal. Nuestro concepto de la patria es hoy hacia adentro afirmando que un gran artista o un gran pensador podrían dar la fórmula de esta nueva patria”.

Dos meses después, dio a luz su máximo poema, que también sería el último de su vida: LA SUAVE PATRIA, en la que, para que no ovidáramos que se celebraba el cuarto centenario de la conquista, nos recuerda a Cuauhtémoc, y de ahí nos dibuja una nueva fórmula de la nacionalidad, navegando por las olas civiles y siendo siempre fiel a su espejo diario. ¿Será de actualidad?

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web