Navegar / buscar

Mujeres epicentro de la pandemia y la violencia

Irene Escobedo López

El estado confirma cifras ‘brutales’ de violencia y altos contagios por Covid en mujeres.

Atrincheradas en sus hogares o en espacios laborales donde casi siempre es inevitable estar cara a cara y sin posibilidad de un trabajo remoto, las mujeres han sido el soporte silencioso de la crisis y también, las más afectadas por la pandemia. En Zacatecas son el grupo que más se contagia (51%) aunque mueren menos que los varones (41%), y son también las que día a día afrontan los embates de la pobreza y de una violencia que ha alcanzado dimensiones estratosféricas: 10 llamadas de auxilio por hora.

Con la llegada de la Pandemia, para las mujeres del mundo las horas en confinamiento dentro del hogar se han vuelto amargas, y los días -434 desde el inicio del confinamiento en México- interminables. Los números, las cifras oficiales continúan reflejando la extrema condición de vulnerabilidad que las rodea, ya sea que permanezcan en el hogar o salgan a afrontar la cotidiana lucha por la sobrevivencia.

De acuerdo con el Banco Mundial, durante el confinamiento las mujeres han sido las más afectadas en términos de empleo e ingresos y de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas ONU MUJERES, siguen siendo también las más expuestas a lo que el propio organismo internacional llama la pandemia en la sombra:  la violencia de género.

Por si lo anterior no bastara, las mujeres forman parte del grupo que encabeza las cifras de decesos en nuestro país. De acuerdo con los resultados de un estudio elaborado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y disponible a partir de esta semana, el 94 por ciento de las muertes por COVID-19 en México, son de amas de casa, obreros y pensionados en condiciones económicas adversas.

FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM

Para las víctimas de violencia, las horas de confinamiento se han vuelto amargas y los días interminables.

Además, en el plano estatal, de acuerdo con información oficial, las mujeres son las que están mayormente expuestas a contagios. De los 30 mil 527 casos acumulados de COVID-19 en Zacatecas, el 47 por ciento corresponde a mujeres de todas las edades.

Las razones de este incremento están claras. Para el Banco Mundial las mujeres suelen trabajar en sectores que han sido afectados por la pandemia y en ocupaciones que no se prestan fácilmente al teletrabajo. También, existe una proporción alta de mujeres trabajando por cuenta propia y en el sector informal, es decir en condiciones de trabajo vulnerables y que tampoco se prestan al trabajo remoto, reporta la organización financiera.

Además, las normas sociales, que todavía ponen a la mujer en el centro de las labores del hogar, las cuales han aumentado con el cierre de las escuelas y el cuidado de otros miembros familiares a costa del tiempo dedicado a otras actividades, la exponen al trabajo no remunerado y a la violencia de género.

En este sentido, durante el confinamiento como medida de protección contra el coronavirus, emerge el gran ‘peligro mortal’, como lo ha calificado la ONU al referirse a las agresiones contra las mujeres.  A medida que los países informan sobre la infección y el confinamiento, cada vez son más las líneas de atención y los refugios para la violencia doméstica de todo el mundo que notifican un incremento de llamadas en busca de ayuda.

En México la alerta de género sigue encendida. Los sistemas de emergencia reciben cada hora hasta 25 llamadas de auxilio, para mujeres que están siendo violentadas en sus hogares. En Zacatecas durante la última semana se ha registrado la cifra más alta de los últimos meses en cuanto a reportes telefónicos y llamadas de auxilio para la atención a mujeres víctimas de violencia.  

Durante la semana del 14 al 20 de mayo, los sistemas de emergencia recibieron mil 600 denuncias de violencia doméstica, “cifras brutales de una epidemia que está lastimando mucho a Zacatecas”, advertiría el gobernador Alejandro Tello. Se trata de casi 10 denuncias por hora. Casi el doble de lo registrado el pasado mes de marzo cuando la cifra de denuncias fue de 5 reportes por hora.

Pero los datos revelados por el Gobierno del Estado de Zacatecas, pudieran ser tan sólo la punta del iceberg y pudiéramos estar frente a un problema de dimensiones insospechadas.

Atendiendo los parámetros de la ONU que establece que menos del 10 por ciento de los casos de violencia de género son denunciados, podríamos estar frente a un problema que en números involucraría al 65.97 por ciento de la población femenina del estado. Más de 500 mil mujeres pudieran estar enfrentando episodios de violencia, que de ser denunciados equivaldrían a cerca de 2 mil 500 llamadas de auxilio por día o lo que es lo mismo, 104 reportes por hora en vez de los 10 actualmente registrados.

Pero el problema va más allá todavía. El fenómeno tiene otro tipo de repercusiones que están siendo ya advertidas y que deben de ser atendidas, para provocar que las víctimas se acerquen a recibir atención, aún al margen de la denuncia, ya que el problema impactará desde el punto de vista psicosocial y de salud mental de las mujeres afectadas.

También, de acuerdo con ONU Mujeres es probable que, con el avance de la pandemia, las cifras crezcan con múltiples efectos que comprometan el bienestar de las mujeres, su salud sexual y reproductiva, su salud mental y su capacidad de liderar la recuperación de nuestras sociedades y economías.

Sugiere, entre otras medidas potenciar las líneas de atención, el apoyo psicosocial y el asesoramiento en línea, empleando soluciones tecnológicas como, por ejemplo, los SMS, herramientas y redes digitales para ampliar el apoyo social y llegar a las mujeres que no tienen acceso a teléfonos o Internet.

El Secretario General de la ONU Antonio Guterres ha instado a todos los gobiernos para que hagan de la prevención y la gestión de la violencia contra las mujeres una parte fundamental de sus planes de respuesta nacionales ante el COVID-19.

En el mundo, la pandemia continúa exacerbando las desigualdades. La violencia doméstica, involucra ya a 243 millones de mujeres y niñas de todo el mundo, como consecuencia del confinamiento. El impacto de genero coloca también a las mujeres como las principales víctimas de contagios y las que mayores daños afrontan por la crisis.

Si no te sientes segura en tu hogar, eres víctima de violencia haz tu llamada de auxilio, marcando al: 911. No se requiere tener saldo.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web