Navegar / buscar

La nueva gasolinera para vehículos de la presidencia no representa ningún peligro

Un significativo ahorro de recursos y un mejor control en el gasto de combustible se ha logrado con este centro de almacenamiento

Por Jennifer E. Peralta

Debido a que en administraciones anteriores el gasto destinado para combustible era mal empleado, se comenzó la construcción de un centro de almacenamiento que surtiera las flotillas de vehículos de uso exclusivo de gobierno municipal, donde se controlaría mejor el recurso para tal fin, habiendo iniciando operaciones en noviembre del año pasado.

La construcción de dicho centro generó descontento entre la población debido a la mala información que circulaba en aquel momento. Hubo protestas por parte de los habitantes de las colonias vecinas, alegando que el lugar era peligroso y temiendo posibles accidentes que pusieran en peligro su integridad.

José Ángel Flores Gutiérrez, director de Obras Públicas del Municipio nos comenta “De entrada, en mis 21 años de carrera me ha tocado supervisar, diseñar y/o construir una gasolinera y media por año, fuera de lo que es la administración. Dentro de mis trabajos conozco personas que se dedican a hacer gasolineras y varios empresarios que me han contratado para cualquiera de esas actividades, por otro lado, en los dos años que no estuve en la administración, una empresa de Aguascalientes me invitó a trabajar como tercer autorizado ante la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) para supervisión de estaciones de servicio o gasolineras. En dicho trabajo nos enviaron a tomar unos exámenes en la Ciudad de México en la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) y esto me da una pauta para conocer las normativas que requieren las gaseras y las gasolineras.

Lamentablemente con frecuencia estamos mal informados y creemos lo que se ve en las películas o la televisión, por ejemplo cuando arrojan una colilla de cigarro o el cerillo generando una gran explosión, cosa que nunca ha sido así, los sistemas no son tan simples como para generar un estallido de esa magnitud y si bien existen videos en internet donde el simple uso del celular generan un flamazo muy grande, pero solo se genera en esa parte donde se encontraba la sustancia volátil, pero no se extiende hacia los tanques ya que estos sí generarían una explosión de gran magnitud. Pero repito, en la actualidad tienen muchos sistemas de seguridad, la fabricación de los elementos cumple con muchas normas haciendo que el riesgo sea mínimo y es por eso que son piezas costosas. También tiene mucho que ver la operabilidad y el mantenimiento.

Por otra parte, en el caso de lo que construyó para la administración municipal no es una gasolinera, es un centro de almacenamiento de combustible, esto significa que no se comercializa el producto y en estos casos se tiene que cumplir con mucha reglamentación de acuerdo a la norma NOM-006-ASEA-2017 la cual regula todo lo pertinente para las estaciones de servicio. En el caso del centro es solo un lugar de almacenamiento donde se compran los tanques de combustible y se guardan hasta el momento en que se ocupen y lo distribuya entre las flotillas de vehículos oficiales.

Esta es una práctica que utilizan las grandes empresas que tienen camiones y tráilers de transporte de producto, donde les es más rentable tener un centro de almacenamiento, que mandar sus flotillas de transporte a una gasolinera, es por eso que suelen tener su propio terreno bardeado donde tienen tanques para almacenar su combustible. No lo comercializan, solo lo guardan para suministrarlo en sus propios vehículos.

Para este tipo de construcciones sólo se ocupa tener tanques que cumplan con las especificaciones y la NOM, y tener su propia bomba que no surta más de 60 litros por minuto, entre otros lineamientos que son mínimos y que no requieren autorización o permisos de la ASEA, entonces, nosotros construimos ese centro de almacenamiento que estuviera dentro de los límites permitidos y tenemos a nuestras flotillas de vehículos del municipio abasteciéndose directamente de ese combustible.

Es por eso que cuando las personas se nos acercan pidiéndonos diversos lineamientos, la verdad es que no aplican ya que nosotros únicamente estamos almacenando el combustible en una propiedad que pertenece al municipio, si lo distribuyéramos al público en general entonces sí tendríamos que cumplir con la norma de la ASEA y también cumplir con los requisitos de la franquicia a la que se quiera pertenecer. Es por eso que las personas están mal informadas en ese aspecto, pensando que al tener el municipio su propio centro de almacenamiento, éste tiene que ser por definición una gasolinera, cuando no es así y el tener este espacio genera un ahorro significativo, ya que el combustible se compra en menor precio por no tener la utilidad que generan las gasolineras.”, concluyó José Ángel Flores.

Otro tema muy especulado era el de tener la gasolinera dentro de la zona urbana, donde se alegaba que eso era peligroso y que las estaciones de servicio debieran estar en los límites de la ciudad, cosa que no genera sentido ya que las poblaciones al ir creciendo absorben dichas estaciones, poblando los alrededores y generando plusvalía extra en las zonas donde se localizan.

Este centro de almacenamiento es de utilidad para el Municipio al tener un mejor control en el uso de combustible para vehículos oficiales, beneficiando las finanzas públicas por el ahorro que esto significa.

Debido a la mala información que algunos medios difundieron de manera equivocada, seguramente por desconocimiento en los procesos y normas de seguridad que se aplican estrictamente en este tipo de instalaciones, hubo personas habitantes de colonias aledañas que se oponían al proyecto que desde los inicios de su operación ha reflejado un beneficio para la población, incluso para propietarios de terrenos vecinos, cuya plusvalía ha subido, así como de las construcciones de la zona que va convirtiéndose en un área comercial.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web